RELATO FANTÁSTICO
 
Una vez realizada la ambientación en el espacio del personaje (en una maqueta), se pidió a los alumnos que produjeran un relato fantástico que integrara todos los elementos. En el caso de la alumna cuyo texto reproducimos a continuación, el ambiente que creó para su personaje incluía muñecos, cielo rosado, ventanas con forma de corazón, etc., todo lo que aparece en su relato.

 
   Ella se llama Alhelí. Vive en un planeta llamado Juguetelandia. Allí todos son juguetes, pero distintos a los terrestres ya que pueden pensar, hablar, caminar y hacer un montón de cosas más.

  Vive en un gran país llamado Dahí: es una casa de muñecas y otros juguetes, tan grande que en ella podrían estar todos los muñecos que alguien pudiera imaginar.

  Alhelí tiene muchos amigos y se lleva bien con todos los habitantes de su país. Sus mejores amigos son Rahí y Dariella; son Ancaios, muñecos de tela a cuadros y muchos colores.

  Alhelí es  muy simpática y graciosa. Siempre inventa juegos nuevos para entretenerse.  También le gusta mucho mirar por su ventana; ésta da al espacio.  El cielo es rosado y las estrellas de color celeste y negro.

  La casa de muñecas Dahí es mágica; allí todo aparenta ser algo pero es otra cosa muy distinta: los floreros en realidad son bollones llenos de golosinas y cada flor es un caramelo distinto; las alfombras pueden volar y transportar muñecos a otra parte del país; los corazones que adornan las paredes, en realidad son visores por donde se pueden ver otros planetas...

  Su país encierra un montón de secretos, juegos y aventuras que hacen que Alhelí y todos sus amigos vivan muy felices.

Karen Wild (1er. año)

Volver a Dibujo 1